La empresa estatal Corredores Viales SA ya está a cargo de todos los peajes de Corrientes, Chaco y Misiones que hasta ahora estaban concesionados por firmas privadas.

Cabe recordar que por el aislamiento obligatorio, las barreras de todos los peajes del país están levantadas y la empresa está funcionando con el personal mínimo.

En el corredor de estas tres provincias del NEA, son unos 300 empleados y la mayoría se encuentra cumpliendo el aislamiento, sólo hay una guardia mínima: seguridad vial, maestranza y un supervisor.

“La idea es seguir asistiendo la seguridad en la ruta y garantizado la higiene en las estaciones de peajes”, confirmaron desde la compañía.

Por el momento no habría cambios en la empresa y los 300 trabajadores mantendrían sus puestos, según publicaron en el diario El Litoral.

La nueva empresa estatal está a cargo del Corredor Vial de la Ruta Nacional 12 desde el empalme con la nacional 123 hasta el puente que une la ciudad misionera de Iguazú con Foz de Iguazú (Brasil), es decir, 464,85 kilómetros sobre la provincia de Corrientes y 292,32 sobre la de Misiones.

También forma parte de la concesión 176 kilómetros de la Ruta Nacional 16, desde el puente General Manuel Belgrano y el empalme con la Ruta Nacional 95 en Sáenz Peña. Todo este tramo se desarrolla en la provincia del Chaco.

El Corredor Vial N°6 era administrado por la empresa Caminos del Paraná SA, pero que ahora está en manos de Corredores Viales SA, empresa propiedad del Ministerio de Transporte y de la Dirección de Vialidad Nacional.

En total son más de 930 kilómetros la concesión de obra pública por peaje para la construcción, mejora, reparación, promoción, ampliación, remodelación, mantenimiento, administración, explotación y prestación de servicios al usuario, que pasa a Corredores Viales SA.