En los primeros 31 días del año, en la Argentina se produjeron 21 femicidios, lo que equivale a que una mujer fue asesinada cada 35 horas. Esos datos se desprenden de un informe elaborado por el Observatorio Mumala “Mujeres, Disidencias, Derechos”, quien además advierte que el 57% de esos crímenes fueron cometidos por las parejas de las víctimas.