La pestaña de Instagram “Siguiendo” parecía ideal para “stalkers” o espías, ya que permitía ver la actividad de todos los amigos dentro de la plataforma, llevando un detalle de los me gusta que pusieron, las personas que comenzaron a seguir y hasta incluso los comentarios que realizaban, pero finalmente la red social de fotografía decidió eliminarlo.