El dólar recortó la suba inicial, y cerró a $58,49, debido a las ventas del Banco Central y bancos oficiales -como el Provincia y el Nación-, que contribuyeron a contener el alza del billete.