Los analistas creen que llegó el momento de bajar más las tasas

El dólar para la venta al publico cerró ayer en $38,03 promedio, 13 centavos menos que el jueves, mientras que el mayorista terminó por debajo de la banda de flotación, en $ 36,90, pese a que el Banco Central (BCRA) volvió a intervenir en el mercado de cambio con compras por U$S 40 millones.

Así, en el segmento minorista, donde compra el público en general, el dólar recortó en esta semana $ 0,37. El valor máximo de cierre en los bancos fue $ 38,20 en el HSBC, en el Supervielle y en el Galicia. Mientras que del lado opuesto, el valor más bajo al finalizar la jornada fue el operado en el Banco Nación $37,80.

Por su parte, el mercado mayorista volvió a perforar la base de la banda de flotación que ayer abrió a un mínimo de $ 37,38 y un máximo de $ 48,37 para terminar $ 36,90, unos 18 centavos menos que ayer y 47 centavos menos que el viernes pasado.

Los analistas se sorprendieron con un comienzo de rueda sin operaciones durante la primera hora y hasta el momento en que el Banco Central anunció por el Siopel, el sistema electrónico en el que operan los mayoristas, una nueva subasta de dólares por un monto de U$S 40 millones, el doble del monto con el que ayer el Central incursionó en el mercado en su primera compra en el nuevo esquema de política monetaria. De hecho, la subasta de ayer estuvo más cerca del máximo diario establecido en el esquema de política monetaria, de U$S 50 millones diarios.

Más débil

Pese a su incursión, el Central no detuvo la baja de la divisa que, inclusive pasada la subasta, se mantuvo por debajo del piso de la banda de flotación y que terminó aún más débil en $ 36,90.

“A partir de la licitación comenzaron los bancos a operar en una franja de $ 37,10 y $ 37,20 muy abierto, ya que no había referencia del flujo de ingresos y egresos motivo por el cual la oferta pudo quebrar la demanda”, señaló Fernando Izzo, analista de ABC Mercado de Cambios. Durante la semana, la exportación cerealera liquidó cerca de U$S 400 millones por la cosecha del trigo y otros cereales.

“El tipo de cambio, a este nivel de tasas donde tanto de Letras de Liquidez (Leliq), call money (la tasa de interés que pagan los bancos por los préstamos por entre entidades a un día de plazo) y swaps cambiarios, que se ubican por encima de 54% de tasa nominal anual (TNA) no permite que se haga ningún negocio con el dólar, salvo quien tiene que pagar importaciones y/o girar servicios o dividendos”, señaló Izzo.

El analista advirtió que “la expectativa de los operadores del mercado financiero está centrada en qué momento el BCRA va a comenzar a bajar las tasas de interés, para descomprimir las demás variables económicas, porque si del dólar se trata, ya está por el piso”, concluyó. Por su parte en la licitación de Leliq, donde vencían $ 129.763 millones y adjudicó $ 140.353 millones, el BCRA convalidó una tasa promedio del 58,107%. El volumen operado en el segmento de contado alcanzó ayer los US$ 602,7 millones y no se registraron operaciones en el mercado de futuros MAE. En tanto que en el mercado de futuros de Rosario, Rofex, se operaron U$S 636 millones, de los cuales más del 45 % se pactó en los plazos de enero y febrero, a $ 37,08 y $ 39,15 respectivamente.

“No vamos a tomar dólares del Tesoro porque así quedó estipulado en el acuerdo firmado con el FMI, nuestro programa monetario se mantendrá en los términos anunciados en su momento”, indicó ayer una fuente del Banco Central. Así, los dólares que el Tesoro venderá para sostener el frente fiscal se liquidarán en el mercado cambiario directamente a través de subastas sin intervención del BCRA.

Según el analista bursátil Christian Buteler, el Central viene lidiando desde hace tres meses para secar la plaza financiera de pesos, con el fin de normalizar el tipo de cambio. La situación actual, a su criterio, está relacionada a múltiples factores que van desde la baja en la actividad económica, la falta de financiamiento por las elevadas tasas y, por ende, la baja demanda de divisas. “En otras palabras, no tenés pesos para comprar dólares, pero la entidad monetaria ya debería estar bajando, de una forma un poco más agresiva, la tasa de interés y no tener que emitir tantos pesos para adquirir los dólares”, especificó el analista.

Buteler se pregunta cuál es la lógica de seguir retirando pesos y pagar una tasa del 58%, mientras se emite para comprar dólares. “Para cumplir con la meta monetaria no es necesario seguir absorbiendo pesos”, finalizó.

Fuente: https://www.lagaceta.com.ar/nota/795132/actualidad/analistas-creen-llego-momento-bajar-mas-tasas.html

Comenta esta noticia!