Una niña qom desnutrida con neumonía lucha por su vida en el Perrando tras dar a luz a su bebé

Se trata de una niña de 13 años, cuyo nombre no trascendió que se encuentra internada en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Perrando por un cuadro grave de neumonía. Hace unas horas dio a luz a un bebé. Tanto ella como el recién nacido están graves.

En diálogo con Diario TAGAndrea Mayol directora del hospital Perrando confirmó que la niña llegó a Resistencia con un cuadro grave de salud luego de ser atendida en el Hospital de Castelli. “En este momento está internada en terapia con un cuadro de neumonía con requerimiento respiratorio, desnutrición y un embarazo de 32 semanas estable”, aseguró en la mañana de este martes.

Sin embargo, cerca del mediodía se confirmó que la adolescente fue sometida a una cesárea de urgencia y que su bebé se encuentra grave. Asimismo, tras el parto también la niña lucha por sobrevivir debido a “una falla múltiorgánica “, advirtieron desde Salud Pública.

LA VERSIÓN EXTRAOFICIAL

Ayer, organizaciones sociales que acompañan a pueblos originarios, alertaban sobre el caso de una “niña chaqueña de 13 años, de pueblo originario, desnutrida y con embarazo de 28 semanas producto de una violación agoniza en la terapia intensiva del Hospital Perrando, por una tuberculosis diseminada”. “Nunca se le ofreció la  interrupción legal de su embarazo, pese a las múltiples causales que presentaba”, cita el texto que fue viralizado a través de las redes sociales.

INTERVENCIÓN

De acuerdo a la Ley de Protección Integral de la Niñez, existen una serie de mecanismos para prevenir o acompañar a aquellos menores de edad que han sufrido la vulneración de sus derechos. En este caso, de acuerdo al Código Penal, se considera que la niña menor de 13 embarazada fue víctima de abuso sexual ya que no tiene capacidad para prestar o dar consentimiento en una relación sexual.

Por lo tanto, quienes asistieron debían haber denunciado el hecho y solicitar al área de Niñez correspondiente la intervención, así como también deberían haber garantizado el derecho de la niña a qu Protocolo ILE (Interrupción Legal del Embarazo) puesto que entre las causales se encuentra el de violación o abuso.

En ese sentido, la directora del Perrando detalló que si bien existe una intervención judicial puesto que siempre que una menor de 14 años está embarazada se trata como “abuso sexual”, la niña se encontraba conviviendo con su pareja de 18 años.

En tanto que, la subsecretaria de Niñez del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia, Julieta Tayara explicó que “la nena tiene familiares responsables adultos que se están haciendo responsable del cuidado y acompañamiento”. También aseguró que “se cumplieron con los mecanismos de protección de la niña de acuerdo a la ley”.

Al respecto, Lourdes Polo Budzovsky, miembro del equipo de abogadas de Católicas por el Derecho a Decidir, habló de algunas de las “fallas del sistema de protección de la niñez en Chaco”.

“Me pregunto si esta adolescente tuvo acceso al sistema de salud en términos reales, esto es información para consentir, respecto a su salud y su cuerpo. Si él Estado se encuentra de cara a estas situaciones y no genera barreras de acceso a derechos fundamentales como la salud, ¿por qué tenemos una adolescente de la comunidad qom, de 13 años, desnutrida y con un cuadro de neumonía en grave estado, luego de dar a luz?”, advirtió.

Por otra parte, se refirió a la falta de “información y formación con perspectiva de género en efectores del Estado”, quienes en este caso “es óbice en materia de derechos sexuales, reproductivos y no reproductivos para así garantizar a las mujeres y, en particular, niñas y adolescentes, el real acceso a los mismos, sin que su voluntad sea suplida, por ejemplo, por la subjetividad de efectores de la salud que trasladan muchas veces una cosmovisión íntima al cuerpo de otros, vulnerando derechos fundamentales”.

“El claro ejemplo que sucede en muchos lugares, mujeres, adolescentes y niñas que acuden a una consulta, embarazadas, le informan su situación pero no de mecanismos como acceso a las interrupciones legales del embarazo cuando las mismas se encuentran en una causal de riesgo de salud . Esta negación es omitir derechos de información fundamental en torno a su salud,  obstruir el acceso a los mismos y, en el peor de los casos, llevarles al riesgo de la muerte”, agregó.

 

Comenta esta noticia!