Motochorros asaltaron a obispo y le robaron hasta el crucifijo

El “Padre Maxi” fue interceptado cuando dejó a una vecina en su casa de la localidad bonaerense de Bernal. Le robaron elementos personales, entre ellos sus ornamentos religiosos.

El obispo auxiliar de QuilmesMarcelo Julián Margini, conocido como “Padre Maxi” fue asaltado a mano armada por “motochorros” que le robaron sus pertenencias tras participar del cierre de la Carpa Misionera en Bernal Oeste.

Según contó la víctima, todo ocurrió cuando a la salida del evento se ofreció a llevar a una mujer a su domicilio con s. auto.

“Estábamos en la puerta de la casa y vinieron dos muchachos en moto, uno de ellos se bajó con un arma y actuaba en forma violenta”, contó el obispo en declaraciones televisivas.

El religioso dijo que intentó tranquilizarlos y les dijo que se llevaran todo: “Quería que se vayan y que la señora no se ponga aún más nerviosa”.

Los delincuentes despojaron al religioso de sus documentos, celular, crucifijo, mochila, el auto en el que se movilizaba y algunos ornamentos, como su báculo, nombre que se le da al bastón que utilizan los obispos.

Las autoridades eclesiásticas pidieron a quien encontrase el báculo, un bastón de madera alto con el extremo curvo, o algún otro ornamento religioso, que lo acerque a cualquier parroquia o capilla de la diócesis de Quilmes.

“Yo no quería que esto cobrara difusión, pero una persona del obispado me pidió que lo hiciera porque el báculo es un elemento muy sencillo y puede ser encontrado tirado por ahí”, explicó el Padre Maxi en TN.

El obispo aseguró que nunca había sufrido hasta el momento un hecho de inseguridad a pesar de su trabajo de más de 20 años e. los barrios. En tanto, la Policía local por el momento no había podido dar con los asaltantes, que se mantenían prófugos.

Comenta esta noticia!