Una mujer de 41 años murió tras una cirugía plástica y su familia denuncia mala praxis

Tamara Gómez se hizo una lipoaspiración el último viernes en una clínica privada de Santa Rosa, La Pampa

Tamara Gómez entró el último viernes al quirófano de la Clínica Modelo de Santa Rosa, La Pampa, con la idea de hacerse una lipoaspiración; una cirugía plástica que no implica alto riesgo. Sin embargo, la mujer murió 48 horas más tarde, antes de que fuera dada de alta.

Las causas de su muerte aún se desconocen. Sin embargo, la familia de la mujer denunció a los médicos que la atendieron y reclamaron que no les explicaron qué fue lo que pasó, por lo que ellos consideran que hubo “abandono de persona”.

Según publicaron medios pampeanos, Gómez (41), que era madre soltera de un chico de 12 años, murió en la clínica durante la madrugada del domingo, después de sentirse mal durante las últimas horas tras la operación.

“Mi hermana estaba muy bien de salud, los análisis prequirúrgicos le dieron bien, no nos han dado ninguna explicación de nada, nosotros queremos saber qué pasó”, comentó Mauricio Gómez, hermano de Tamara, a El Diario de La Pampa.

El hombre contó que la mujer fue operada por J.M., un cirujano plástico local, quien tras la intervención viajó a Buenos Aires y dejó a cargo de sus pacientes a su padre, J.J.C., un prestigioso médico de esa provincia.

Comenta esta noticia!