Psiquiatras que evaluaron a Nahir declararon y la complicaron

Los profesionales que la atendieron después de matar a Facundo Pastorizzo dicen que la acusada sabe lo que hizo y cuáles son las consecuencias del crimen.

Los profesionales que la atendieron después de matar a Facundo Pastorizzo dicen que la acusada sabe lo que hizo y cuáles son las consecuencias del crimen.

El juicio tuvo su sexta audiencia y fue para los psiquiatras.
El juicio tuvo su sexta audiencia y fue para los psiquiatras.

En la sexta jornada del juicio a Nahir Galarza por el crimen de su novio Facundo Pastorizzo, declararon distintos psiquiatras que trataron con la acusada tras el crimen. El médico  Simón Pedro Giglione, el profesional que la atendió luego de que quedara detenida, afirmó que Nahir sabía lo que había hecho y cuáles eran las consecuencias de ello.

Además, dijo que no experimentaba síntomas de estrés postraumático compatibles a una situación de violencia de género como la que dice haber sufrido. “La atención espontánea y voluntaria eran normales. No presentó alteraciones en la memoria, manifestó siempre conciencia total de sí misma y de la situación. No presentó trastornos, discernía lo bueno de lo malo, lo aceptable de lo no aceptable, lo lícito de lo que no lo es”, explicó el médico.

Galarza, sostuvo Giglione, manifestó “baja tolerancia a la frustración con tendencia a la irritabilidad y a la desregulación emocional. Su apetito estaba conservado y su intelecto era acorde a su edad”. Además, confirmó que mantenía “las facultades mentales superiores [de la acusada] se encontraban compensadas al momento del examen (atención, memoria y concentración).

Otra de las declarantes fue la jefa de Psiquiatría del Hospital Centenario, Yamila Built. La médica recordó a Nahir “bien orientada” durante la entrevista. “Sabía bien su nombre, apellido, DNI, y entendió que teníamos que decidir si tenía que quedarse internada o no”. La profesional afirmó además que la joven no tenía alucinaciones, ni delirio, no tenía riesgo suicida en ese momento sino que, por el contrario, se encontraba “tranquila, educada, pertinente y tenía su juicio crítico normal y conservado”.

El juicio tuvo su sexta audiencia y fue para los psiquiatras.

En la sexta jornada del juicio aNahir Galarza por el crimen de su novio Facundo Pastorizzo, declararon distintos psiquiatras que trataron con la acusada tras el crimen. El médico  Simón Pedro Giglione, el profesional que la atendió luego de que quedara detenida, afirmó que Nahir sabía lo que había hecho y cuáles eran las consecuencias de ello.

Además, dijo que no experimentaba síntomas de estrés postraumático compatibles a una situación de violencia de género como la que dice haber sufrido. “La atención espontánea y voluntaria eran normales. No presentó alteraciones en la memoria, manifestó siempre conciencia total de sí misma y de la situación. No presentó trastornos, discernía lo bueno de lo malo, lo aceptable de lo no aceptable, lo lícito de lo que no lo es”, explicó el médico.

Galarza, sostuvo Giglione, manifestó “baja tolerancia a la frustración con tendencia a la irritabilidad y a la desregulación emocional. Su apetito estaba conservado y su intelecto era acorde a su edad”. Además, confirmó que mantenía “las facultades mentales superiores [de la acusada] se encontraban compensadas al momento del examen (atención, memoria y concentración).

Otra de las declarantes fue la jefa de Psiquiatría del Hospital Centenario, Yamila Built. La médica recordó a Nahir “bien orientada” durante la entrevista. “Sabía bien su nombre, apellido, DNI, y entendió que teníamos que decidir si tenía que quedarse internada o no”. La profesional afirmó además que la joven no tenía alucinaciones, ni delirio, no tenía riesgo suicida en ese momento sino que, por el contrario, se encontraba “tranquila, educada, pertinente y tenía su juicio crítico normal y conservado”.

 

 

Comenta esta noticia!