Alertan por robos con el cuento del tío a jubilados

Con la excusa de que el dinero pierde valor, los llaman por teléfono, se hacen pasar por familiares y los convencen de cambiar billetes

Las estafas con el cuento del tío bajo la modalidad de “cambio de billetes”, que en las últimas horas afectó a una jubilada de Quilmes Oeste a la que le desvalijaron la casa, provocó el llamado de atención de especialistas que alertaron sobre el accionar de bandas que aprovechan la “situación financiera actual” del país para estafar a los adultos mayores, que suelen ser blanco fácil de los engaños cuando se encuentran en un “estado de soledad”.

Una mujer de 81 años, identificada como Yolanda Giliotti, cayó en las garras de delincuentes que lograron confundirla a través de un llamado telefónico, en el que un joven se hizo pasar por su nieto y la convenció de que irían hasta su casa para cambiarle los billetes porque “perdían valor”.

La octogenaria no reconoció a quien decía ser su familiar, pero este le comentó que estaba “resfriado” y que, por ese motivo, no le podía identificar la voz. Fue así que, confiada de lo que le decían, citó a su supuesto nieto para que vaya a su casa, para que él mismo se haga cargo de hacer el cambio de billetes en el banco. A los pocos minutos, un auto rojo llegó hasta la puerta de su propiedad, ubicada en la calle Roque Sáenz Peña y Felipe Amoedo. Dos hombres se bajaron del vehículo y Yolanda les abrió la puerta. Una vez adentro, la redujeron y le robaron todo los objetos de valor.

Influye la soledad
Los adultos mayores suelen ser el blanco preferido de las bandas que estafan y roban con esta antigua modalidad, que se recicla constantemente y ya acumula cientos de víctimas. Al respecto, el psicogerontólogo Ricardo Iacub, titular de la cátedra de Psicología de la Tercera Edad y Vejez de la Facultad de Psicología de la UBA, analizó las causas por las cuales los abuelos resultan víctimas del cuento del tío y brindó consejos para evitar que sean estafados.

“El estado de soledad en el que se encuentran muchos adultos mayores incide a precipitar que atiendan llamados telefónicos de desconocidos. Para ellos es un modo de contacto, en una ilusión de ser alguien importante para alguien. Esta necesidad los precipita a creer en las versiones de quienes los llaman y a tomar malas decisiones”, explicó el especialista en diálogo con POPULAR.

Asimismo, Iacub consideró que la situación financiera del país, con las fluctuaciones del dólar y la salida de circulación de billetes (como el de 2 pesos), “influyen notoriamente y promueven” el cuento del tío con cambio de billetes. “Cuando en las noticias se habla de que cambia el valor de monedas, esta situación se vuelve proclive”, alertó Iacub, quien, por último, aconsejó: “Los delincuentes llaman por teléfono y juegan con la inmediatez. Frente a esto, los adultos deben tomarse 10 segundos para pensar. Si insisten o los apuran a tomar una decisión, es porque hay algo que huele mal. En ese caso, tienen que cortar el teléfono y llamar a la policía”.

Fuente: Diario Popular

Comenta esta noticia!