De Peronista a Peronista: Conducir no es disciplinar

Marisol Gálvez y Raúl Bittel

Los compañeros nos sentimos olvidados, traicionados, basureados, desechados. Hoy, es más importante tener la imagen mediática, que la asistencia a los que menos tienen. El precio que pagan los sectores más humildes por culpa del egoísmo y la mezquindad es doloroso de ver.

La sociedad nos interpela a rever lo que hicimos y con quienes. Sabemos que hubo oportunistas disfrazados de peronistas, pero eso nunca tapó la doctrina y las acciones fueron más fuertes que las palabras. Hoy, sin embargo, las palabras predominan por sobre las acciones, olvidando que «mejor que decir es hacer, mejor que prometer es realizar», como decía Perón.

En esta mezcla de desazón con angustia, es donde nos toca construir, es donde quienes representan al peronismo, haciendo un profundo análisis, deben intentar retomar el camino olvidado, y recomenzar a transformar la realidad para la acción y la inclusión, para ello, necesitamos una conducción que tenga al menos una gota de humildad, que entienda que la unidad es cuestión de liderazgo y convicción, que sepan escuchar a todos los sectores y también que prediquen con el ejemplo. Porque si perdemos elecciones no es porque militamos menos, es porque arman listas con personas que la sociedad rechaza y desmerecen el trabajo de compañeros comprometidos con el pueblo, además, porque quienes nos gobiernan no cumplen con lo que prometen.

Ante los medios de comunicación, se quiere disfrazar la realidad, quieren ocultar con discursos ambiguos la falta de unidad, cuando todos sabemos que nunca estuvo más dividido el Justicialismo, por la lejanía de quienes nos gobiernan con los intereses del pueblo.

Quieren que acompañemos, camino al matadero y en silencio, porque ellos no supieron conducirnos como oficialismo en la provincia y como opositores de un gobierno nacional letal para los argentinos. Callaron, y apostaron a la gobernabilidad, a costa del hambre y la pobreza del pueblo chaqueño y argentino, esos mismos que nos convencieron de que veníamos a trabajar para una provincia justa, libre y soberana, parece que olvidaron nuestra filosofía, popular, humanista y cristiana.

No acompañamos la conducción que nos imponen por el acuerdo de los de siempre y sin elecciones internas. Ellos no sólo no tienen en cuenta al militante, sino que además consideramos que encabezando los cargos partidarios, no convocaron a la unidad, no trabajaron para fortalecer la doctrina, no quisieron permitir la formación de cuadros políticos, por miedo o egoísmo.

Ya no aceptamos el disciplinamiento, conducir no es acordar entre dirigentes, conducir es acordar con los intereses del pueblo más necesitado, que hoy espera ansioso que los dirigentes que están en los cargos que militó el peronismo chaqueño hagan lo que prometieron: llevar adelante un proyecto popular, en contra de las políticas de exclusión social que propone Cambiemos con Macri a la cabeza.

Nos manifestamos, nos quejamos, y nos encontraran en las calles, en los barrios, las universidades y oportunamente en las elecciones, representando lo que entendemos necesita el campo nacional y popular, porque queremos ser escuchados, y construir una Provincia más justa, un proyecto más inclusivo, una sociedad con felicidad y grandeza.

Marisol Gálvez
Agrupación La Néstor Kirchner
Partido Justicialista – Distrito Chaco

Raúl Bittel
Agrupación Tres Banderas
Partido Justicialista – Distrito Chaco

Comenta esta noticia!