Las lluvias activan lucha contra el dengue y prevención de leishmaniasis en Sáenz Peña

 

Con un clima propicio para la propagación del mosquito Aedes Aegypti, debido a los períodos lluviosos y jornadas calurosas que se vienen registrando en la ciudad, desde la Región Sanitaria VII recuerdan la importancia de mantener activa la participación para evitar casos de zika, dengue y chikungunya.

En relación a la leishmaniasis visceral, las autoridades sanitarias recomendaron mantener las casa limpias y estar alertas a descamaciones en hocicos y ojos de las mascotas.

En este sentido, en la provincia del Chaco ya se detectó un caso de dengue y en la vecina provincia de Corrientes ya son siete los casos confirmados, lo que alerta a los responsables de las carteras sanitarias para que se tengan en cuenta todos los mecanismos pertinentes para evitar cualquier brote en la ciudad termal.

Desde la cartera sanitaria con asiento en Sáenz Peña, recordaron la importancia de mantener las medidas de cuidado personales para prevenir el dengue, zika o chikungunya.

Para ello, es importante que cada persona que tenga programado viajar a zonas donde se registraron casos de estas enfermedades, mantenga e intensifique las medidas de prevención.

Además el equipo de control de vectores realiza constantes recorridas por las zonas más afectadas de las últimas inundaciones, para constatar cualquier síntoma que pudieran presentarse entre los vecinos.

En este contexto, también se entregaron repelentes para evitar picaduras de mosquitos, más teniendo en cuenta que todavía quedan en sectores una importante cantidad de agua acumulada producto de las últimas lluvias.

Formas de contagio

El dengue, chikungunya y zika se transmiten por la picadura del Aedes aegypti. Cuando este tipo de mosquito se alimenta con sangre de una persona enferma de alguna de estas enfermedades y luego pica a otras personas, les transmite el virus. Además el zika también se transmite a través de relaciones sexuales y de madre a hijo durante el embarazo.

La medida más efectiva para la prevención es eliminar de todos los objetos que sirven de criaderos al mosquito y también evitar sus picaduras.

Por esto último, se recomienda utilizar repelentes sobre la piel expuesta y la ropa porque los mosquitos pueden picar a través de las prendas de tela fina -y renovar su aplicación cada 3 horas aproximadamente-; usar espirales o tabletas repelentes; evitar en la medida de lo posible, exponerse al aire libre durante las primeras horas de la mañana y al atardecer y vestir mangas largas y pantalones largos al momento de desarrollar actividades en el exterior.

Especialmente, para reforzar la prevención contra el zika se indica utilizar preservativo en todas las relaciones sexuales.

Precios y variedades

Una cuestión a tener en cuenta en este sentido tiene que ver con el precio de los repelentes, que se incrementan considerablemente al llegar esta época del año. En supermercados y farmacias, las principales marcas se pueden adquirir a costos que varían entre los 78 y los 120 pesos, ya sea en crema, spray o aerosol; mientras que marcas alternativas ofrecen sus productos a precios que oscilan entre los 40 y los 80 pesos.

Por otra parte, la Universidad Nacional del Chaco Austral (Uncaus) redobló la apuesta años atrás en la elaboración de repelentes para mosquitos, ante el pedido del Ministerio de Salud de la Provincia del Chaco.

La elaboración de repelentes para mosquitos es a base de aceite de citronella y del tipo deet. Los repelentes son las sustancias que se aplican sobre la piel para ahuyentar a los insectos y así evitar sus picaduras y las lógicas molestias y enfermedades que ocasionan.

Los repelentes no matan al insecto, sino que lo alejan, y son la mejor prevención de enfermedades como dengue, paludismo o malaria, y otras transmitidas por insectos como el mosquito.

fuente:diarionorte

Comenta esta noticia!