Denuncian que el hermano de Sandra Mendoza atropelló a dos jóvenes: “No podía estar parado”

Denuncian que el hermano de Sandra Mendoza atropelló a dos jóvenes: “No podía estar parado”

Una familia denuncia que el hermano de la diputada nacional Sandra Mendoza, en estado de ebriedad, atropelló a dos jóvenes. “Venía haciendo zig zag, y después del choque no se podía bajar del auto, no podía estar parado”, contó a Diario TAG Paola Velázquez, tía de Rodolfo Andrés Sisi, de 18 años, y cuñada de Nery Luque, de 25 años.

Según el testimonio de la mujer, al que Diario TAG accedió en forma exclusiva, el accidente se produjo este jueves, cerca de la medianoche. Y el protagonista del siniestro sería Rodrigo Mariano Mendoza, hermano de la legisladora nacional.
“Venía rápido, los atropelló en la puerta de su casa, en el barrio Golf Club. Nosotros somos vecinos y siempre anda rápido, muchas veces borracho”, relató la mujer.

Según dijo, “después de chocarlos se metió en su casa y se quedó adentro del auto y se reía”.

Uno de los jóvenes supuestamente atropellados, Sisi, habría quedado inconsciente en la calle. “Mi marido (tío del joven) hasta le hizo respiración boca a boca”, agregó Velázquez.
Siguiendo con su relato, la mujer aseguró que cuando llegó una ambulancia, a Mendoza “intentaron sacarlo del auto y no podía estar parado”. También aseguró que “los vecinos no dejaron que lo llevaran en ambulancia” y que por ello finalmente el hermano de la legisladora fue trasladado a la Comisaría Novena.

“NO NOS QUIEREN TOMAR LA DENUNCIA”

“A las 2 de la madrugada, mi cuñada (mujer del accidentado de 25 años) fue a la comisaría a hacer la denuncia y no se la quisieron tomar, la mandaron a la Primera, aunque es la Novena la que tiene jurisdicción”, dijo Velázquez que asegura que la policía “no nos quieren tomar la denuncia”.

SANDRA ¿FUE AL RESCATE?

Siempre según la mujer, a las 4 horas, se presentó en la Comisaría Novena la propia Sandra Mendoza, que habría exigido libertad de su hermano. “A él lo llevaron de la comisaría al hospital para hacerle una prueba para saber si estaba alcoholizado o drogado y después lo llevaron a la comisaría otra vez. Pero llegó la hermana y comenzó a exigir que lo liberen y nos ofrecía una indemnización”.

“Nosotros no queremos la plata, queremos Justicia. Tenemos a mi sobrino con fisura en el oído y a mi cuñado con una pierna y un brazo fisurados y ni puede caminar”, lamentó la mujer.

QUEJAS

“Nosotros queremos que alguien haga algo, porque este hombre vive alcoholizado y drogado, vive pasando a gran velocidad como si fuera el dueño del mundo. En su casa muchas veces hasta la policía lo custodia para que haga fiestas”, se quejó Velázquez.

Comenta esta noticia!