La emocionante historia de Carlos Verza: un yaguareté en medio del Rally Dakar

Mientras que las grandes marcas del Rally Dakar se encargan de los vehículos y liberan a los pilotos para que puedan distenderse por un tiempo, Carlos Verza transita por un camino totalmente diferente. El chaqueño llega al biouvac y lo primero que hace es un mantenimiento de su vehículo“Es medio jodido, dormimos muy poco”, aseguró en diálogo con Infobae.

A su vez, el oriundo de Sáenz Peña intenta llevar un mensaje para concientizar al mundosobre un tema en particular: cuidar la flora y la fauna de los bosques y, sobre todo al Yaguareté, el animal emblema de Argentina y que actualmente está desapareciendo.

“La idea es tratar de concientizar un poquito en cuanto a lo que es la preservación de la fauna y la flora de nuestro planeta tierra”, apuntó.

Mientras todos los pilotos de las poderosas marcas estudiaban su hoja de ruta para la próxima salida, y los mecánicos reparaban sus vehículos, Infobae se acercó a Verza, quien estaba en pleno proceso de mantenimiento del cuatriciclo. Una máquina que llama la atención desde lejos por su pintura, similar a la de un yaguarete, al igual que su traje.

“Yo soy del Norte argentino, del Chaco, y la verdad es que este animal es un felino que ya se está extinguiendo, cada día hay menos, prácticamente no quedan más en mi provincia. Los pocos que hay, la gente los mata”, detalló el corredor de 38 años, y agregó: “Los desmontes que hay día a día no sólo complican a los yaguaretés, sino también a todas las especies”.

verza trajeEsta es la segunda vez que corre con los colores del felino americano, sin embargo, en esta oportunidad, además de tratar de concientizar al mundo sobre la preservación de la fauna y la flora, también quiso rendir un homenaje a uno de los hechos más importantes y tristes que marcaron a la Argentina, y del cual se hizo eco el mundo entero.

Con una pintura del ARA San Juan en su cuatriciclo, Carlos Verza se emociona: “Todavía estamos con las dudas de qué pasó. Yo no quiero que se olviden. Es un pequeño homenaje a esos 44 tripulantes, todavía no sabemos que pasó. Y un respeto y honor hacia las familias de ellos también”.

El campamento está lleno de camiones de asistencia y tiene todo tipo de comodidades para los pilotos de élite. Sin embargo, para el chaqueño es todo a pulmón. Él, su quad, su carpa y su caja de herramientas.

“El secreto en el ‘Malle moto’ es ser piloto y mecánico. El baúl, que contiene todo lo que yo voy a ocupar en estos días de carrera, es todo mi equipamiento, junto a un juego de gomas y una carpita que está allá atrás, la cual uso para dormir todas las noches”, remarcó orgulloso y agregó: “Después de que termino una etapa me pongo a trabajar y recuperar el vehículo para largar al otro día de vuelta. Es medio jodido, dormimos muy poco”.

La pasión por los fierros y la idea de poder transmitir un mensaje para todo el mundo hacen que pueda resistir los 14 días de competencia. El argentino desea poder llegar a Córdoba, ya que le costó mucho ingresar al Rally Dakar. El dinero para costear la aventura fue otro tema particular: “Yo no llego con mi trabajo, soy técnico electromecánico, tengo sponsors y amigos que siempre están acompañándome y ayudándome”.

En cuanto a la competencia, Verza no se ilusiona con ganar en la categoría Quads, sabe que está lejos, pero afirmó: “Venimos bárbaro. Estoy preparado, trabajé mucho para esto y me siento cómodo acá. Hay que meterle para delante como todo argentino, que todos los días se levanta para buscar un futuro y trabajar duro día a día”, concluyó.

Comenta esta noticia!